Fomento auditará la línea Zafra-Huelva para garantizar la seguridad de las vías
8 mayo, 2018

Historias de un Gastronómada. RAFA PRADES

Viajar de Huelva a Cáceres en tren tiene su pequeño encanto, aunque se tarden cerca de cinco horas y media (dos horas más que por carretera en coche particular) 😉 Eso sí, el paisaje es agradable, vas contemplando tranquilamente por la ventanilla la Sierra de Aracena, la dehesa extremeña… En este viaje retomé mi lectura del primer libro de Manuel Vázquez Montalban en el que aparece el personaje Pepe Carvalho: Yo maté a Kennedy. Un libro que por cierto se me ha atragantado desde el primer capítulo. Estaba enfrascado en su lectura cuando pasó lo que suele pasar habitualmente en los trenes de media distancia que pasan por Extremadura: una AVERÍA. Pero no, en esta ocasión no era una avería a la que, los que vivimos o viajamos por Extremadura, nos tienen acostumbrados: máquinas que se paran, coches que echan humo… En esta ocasión la cosa era más grave, habíamos descarrilado.

En ese momento (sobre las 14:15) el tren atravesaba un túnel y llevaba a bordo ocho pasajeros más tres personas de la tripulación (creo recordar) incluyendo el maquinista. Las personas que íbamos en los coches central y cola, apenas nos dimos cuenta de lo que ocurría. Notamos un golpe seco, como un frenazo y luego, como a cámara lenta, vi que el coche de cabecera se ladeaba hacia la izquierda quedando inclinado (calculé que entre 10-15 grados).

El descarrilamiento ocurrió el pasado domingo 6 de mayo en la provincia de Badajoz, antes de llegar a la estación de Zafra. Una zona de difícil acceso dentro de un triángulo imaginario entre las poblaciones de Valencia del VentosoMedina de las Torres y Calzadilla de los Barros. Según me enteré posteriormente en el punto kilométrico 12/200 de la línea Zafra-Huelva.

Como no teníamos cobertura de telefonía en los coches que estaban dentro del túnel, los pasajeros nos acercamos al coche de cabecera para comunicarnos con el exterior, afortunadamente era seguro estar allí y teníamos cobertura. Desde las ventanas de este coche pudimos ver como estaba sobre unos escombros de tierra que se habían desprendido de las paredes del túnel. Posteriormente nos enteramos que el origen había sido la caída de una placa de hormigón.

Gracias a la pericia del maquinista, que frenó a tiempo, el accidente quedó en un gran susto sin que a ninguna de las personas que íbamos a bordo nos ocurriera nada. No quiero imaginar lo que hubiera ocurrido si no hubiera estado el talud a la salida del túnel donde quedó apoyada la máquina.

El rescate

No pasó demasiado tiempo hasta que por el lugar se acercaran el personal de seguridad de ADIF y los miembros de la Guardia Civil. Dispusieron la escalera, que lleva el tren, en la puerta de la cabina y por allí descendimos a la vía con nuestro equipaje. El camino hasta dónde se encontraban los coches de apoyo fue dificultoso, sobre todo para un matrimonio mayor.

Hubo que subir con las maletas el talud lateral del túnel, ir campo a través, bajar de nuevo otro talud una vez que alcanzamos la boca de entrada del túnel y caminar por la vía hasta alcanzar un lugar dónde pudieron acceder los vehículos de apoyo al haber un coto privado de caza y el Camino de Santiago.

Desde el lugar dónde nos esperaban los coches de apoyo fuimos a la estación de Zafra, donde nos esperaba un autobús que nos llevó a la estación de Mérida. En Mérida nos acoplaron, dependiendo de nuestro destino, en los trenes que iban a Badajoz o Madrid.

Agradecimientos

Quiero agradecer desde aquí la excelente labor efectuada por la tripulación de la operadora RENFE que desde el minuto cero estuvieron pendientes de los pasajeros que nos encontrábamos a bordo, al personal de seguridad del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias ADIF y a los miembros de la Guardia Civil que formaron parte del rescate.

Apoyos y pensamientos

Extremadura es la región de España peor conectada por ferrocarril. Esta situación sin líneas electrificadas, con vías de un único sentido que hace que los trenes que se cruzan se tengan que esperar en las estaciones con los consiguientes retrasos, tramos con traviesas de madera del siglo XIX… llevan al aislamiento tecnológico, económico, turístico, social… de una región rica en recursos naturales y humanos.

Extremadura necesita esa conexión renovada y segura con Madrid, Lisboa, Sevilla, Huelva, Córdoba, Salamanca, Ciudad Real… Un tren digno que permita el transporte de viajeros y mercancías.

Llevo viajando a Extremadura desde finales del año 2000 y viviendo en Cáceres desde el año 2002. Se nos ha prometido la inminente alta velocidad no se cuantas veces y otras tantas no se ha cumplido.

¿Por qué los partidos políticos se tiran los trastos los unos a los otros -como un matrimonio mal avenido- en lugar de buscar soluciones para los ciudadanos a los que representan?

A nivel particular, si te apetece, puedes firmar en defensa del Corredor Sudoeste Ibérico aquí. Ya van poco más de 9.300 firmas y el objetivo es alcanzar las 10.000. Gracias por tu firma.

Quien es Rafa PRades?

RAFA PRADES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, si desea más información de que es una cookies pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR
Aviso de cookies